Ion Fiz: “Este país no consume la moda de este país”

08/05/2018

Dice que siempre es halagador recibir premios pero que la palabra homenaje le pesa, y mucho. La 33ª edición de Getxo Moda le rinde ahora uno muy especial. “Me resulta rarísimo que me hagan un homenaje, se han pasado un poco”, comenta casi ruborizado Ion Fiz, “aunque 15 años dan para mucho”. Dice que este gesto le hace especial ilusión porque fue Bilbao donde fundó su firma. Corría 2001 y tan solo un año después ya lanzaba su primera colección y formaba parte del calendario de desfiles de Moda Fad de Barcelona.

Desde entonces no ha parado de crecer profesionalmente. “Los homenajes en tu tierra sientan mejor porque cuando te lo dicen miras atrás y te llegan muchos momentos a la cabeza”. Recuerda que fue Antonio Alvarado quien le propuso desfilar en Barcelona junto a Lydia Delgado, Juste de Nin y Chu Uroz pero también tiene presente a Pertegaz, el gran maestro con el que trabajó codo con codo.

Nada más mentar al maestro sale el eterno debate sobre si las casas de moda deben sobrevivir a sus fundadores o sobre la decisión de resucitar firmas icónicas. “Lo de Poiret quizá ha sido un poco precipitado, es una manzana que todavía está verde. Pero Schiaparelli me encanta, lo están haciendo muy bien”. Balenciaga dijo que no quería que su casa siguiera sin él. Pero hoy su firma es una de las más importantes e influyentes del mundo. “Lo puedo llegar a entender pero ¿qué pasa con toda la gente que estaba detrás de él trabajando en la empresa?”, añade.

Saltamos en el tiempo continuamente y ahora recalamos en 2003. Ese año cambió la pasarela de Barcelona por la de Madrid y en 2004 arrasó ganó el premio a la mejor colección de Cibeles con ‘Lady Ophelia’ y se llevó el Prix de la Moda Marie Claire.

Ha hecho desfiles en Valencia y Bilbao e incluso en París, durante la Semana de la Moda. Pero, por ahora, su pasarela principal está en Madrid. “Ha cambiado mucho, la veo renovada, más abierta y con jóvenes que tienen mucho potencial”, comenta.

Él es ya uno de los veteranos pero con humildad dice que no es un maestro de la costura. “El maestro es de Lorenzo Caprile, está en el sitio que tiene que estar”, dice. Y hablando de maestros del oficio revela que sus favoritos son Balenciaga y Coco Chanel pero también Yves Saint Laurent “porque hizo un mix de todo y todo le salió bien”.

Ha seguido el talent show de TVE, entre otras cosas porque la presentadora Raquel Sánchez Silva es una de sus mejores amigas y ha desfilado para él en Madrid Fashion Week. “Es importante que haya programas como este para nuestra profesión. Por supuesto que hay un lado de escaparate y comunicación pero lo más interesante es lo que hay detrás”.

Sus desfiles siempre ofrecen moda y espectáculo. En el último, celebrado en enero de 2018 en Madrid, recreó el ambiente de la mítica Studio 54 y contó con la voz de Michelle McCain en directo. “Tienes que hacer algo más, no es solo lanzar prendas sobre una pasarela vacía. Es hacer imagen y el licenciado que ha apostado por ti lo agradece”.

Pero cuando los focos se apagan llega la hora de vender y hacer números. Es el momento de ponernos serios y hablar de los problemas que ensombrecen la moda española. “Siempre ha habido un gran fallo y es que el industrial, el fabricante, nunca ha apostado por el diseñador. Muchas empresas familiares de textil tuvieron que cerrar porque si producto se quedó obsoleto”.

Fiz llegó a tener dos tiendas pero tuvo que cerrar y reconoce que factura más con las gafas que vende a través de una licencia que con la colección. “Este país no consume moda de este país”, dice. “Hay gente que cree que lleva prendas de lujo por el logo, aunque luego el popelín sea de poca calidad”. Pero no piensa tirar la toalla porque la moda es su vida. “Hay muchos días que siento que tengo que estar agradecido y otras que me siento un superviviente… ¡Somos superhéroes!”.

Antes de terminar la entrevista -que realizamos junto a la playa de Getxo- recuerda su propuesta para la primavera y verano de 2018 y sugiere un look para mujer y otro para hombre de esa colección realizada con la ayuda de la asociación Lal La Labuya que trabaja con mujeres en riesgo de exclusión social. “Para ellas propongo un estilo étnico, relajado y con un punto artesano. Y para ellos, una sahariana y mucho pantalón corto. Una blazer y una bermuda con un buen corte pueden quedar muy bonitas… ¡Las piernas de un hombre pueden ser tan elegantes como las de una mujer”.

Publicado en rtve.es
Fecha de publicación 7 de mayo de 2017